El Mito de la Primavera

Perséfone era hija de Zeus, dios y señor del Olimpo, dios de dioses y de Deméter, diosa de la agricultura y de la fertilidad. Un día que Perséfone jugueteaba con sus amigas las ninfas recogiendo tallos y flores para elaborar coronas que se colocaba en el cabello, su tío Hades, dios del inframundo y de los muertos, víctima de un deseo irrefrenable se enamoró perdidamente de ella, y decidió raptarla para hacerla su esposa y vivir para siempre en el averno.

Su madre, preocupadísima, al comprobar que su amada hija, no había vuelto a casa, se dedicó a buscarla desesperadamente por todos los rincones del mundo conocido. Su búsqueda infatigable, para su desgracia, no tuvo recompensa.

Zeus desde su Olimpo se percató que Deméter había dejado de ejercer sus funciones como germinadora de los campos y bosques, por lo que la tierra estuvo apagada, oscura y estéril, y decidió ayudarla intercediendo ante su hermano Hades. Zeus consiguió convencer al dios del inframundo para que Perséfone regresara a su casa junto a su madre Deméter, pero en el camino de regreso puso granos de granada, de los cuales Perséfone llegó a comer seis, de está taimada y astuta manera Hades se garantizó que su esposa Perséfone regresara seis meses al año con él al Inframundo.

Todos los años cuando la nieve de las montañas se derrite, los ríos se llenan de aguas bravías, las tierras, campos y bosques renacen y se llenan de color, flores y vida, significa que Perséfone cumple con el rito de volver a casa con su madre. Cuando los bosques y campos amarillean y caen las hojas de los árboles comienza el camino al reencuentro con Hades; cuando el frio y la nieve regresa es signo inequívoco que Perséfone ha llegado al Inframundo, momento exacto en el que ha entrado el invierno.

Recordando a Octavo Paz, el gran maestro señalaba en su ensayo, acerca del amor y sexo, La llama doble, que “el bálsamo que cicatriza la herida del tiempo se llama religión; el saber que nos lleva a convivir con nuestra herida filosofía”. Por el contrario si se quiere conocer el ciclo de las estaciones del año con sus solsticios y equinoccios hay que estudiar Astrofísica; si  preferimos deslumbrarnos, encogernos y a la vez iluminarnos con ellas debemos leer Mitología con sus dioses, héroes, musas, ninfas para descifrar mejor el mundo y la vida con los miedos y esperanzas de hombres y mujeres.

Perséfone recogiendo flores.jpge

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s