Home

El gran Baruch Spinoza, pequeño de estatura pero de un genio, un espíritu, una voluntad y una valentía de acero en su corta pero fructífera, complicada y a la vez apasionante vida, nos dejó un legado maravilloso que en mi modesta, equivocada y gratuita opinión puede resumirse de manera sucinta no en una frase, pero sí en dos.

El que se arrepiente de algo es doblemente miserable. Afirmación contundente y rotunda en apariencia, pero que el pensador de La Haya tenía preparada en exclusiva para quien se siente culpable incluso  de respirar, para los que se sienten culpables por acción y por omisión, manera triste de vivir. No debemos hacerla extensible a los que tomando decisiones de manera inmediata sin contar con una moviola que repita la jugada que nos dé una segunda oportunidad, cometamos errores en un momento concreto.

Que no nos sintamos culpables no lleva aneja la idea que seamos unos irreflexivos. Las equivocaciones nos ayudan a mejorar, a no cometer el mismo error en otras situaciones parecidas.

Recientemente, paseando a mi mascota, que no es un cruce de jabalí y cerdo vietnamita que se está poniendo tan de moda, es el clásico perro mondo y lirondo que en momentos de ocio me acompaña a todas partes, me encontraba ya de regreso al hogar cerca de un conocido supermercado, cuyo nombre prefiero no recordar, padeciendo de una amnesia similar a la del próximamente recordado y archicelebrado Don Miguel de Cervantes en el primer párrafo del Quijote, cuando un chico joven, alto y delgado se me acercó pidiéndome con educación, 50 céntimos. Este Aspirante a nada que les escribe preguntó al susodicho por la necesidad a cubrir para tal demanda y el muchacho en un ataque  de sincerisuicidio como dice una Psicóloga famosa que se publicita en este humilde blog, contestó que necesitaba la moneda para  un carro del supermercado y recoger hierros para después venderlos al chatarrero.

El Aspirante que se lo cuenta, negó al pedigüeño la dádiva sin dar explicaciones pero amparándose en su interior en la excusa de no ser cómplice de un presunto hurto. También excusándome en el motivo que  no me esperaba aquella respuesta, sino que pensaba que lo quería para comprarse alguna bebida o alimento.

Muchas veces en estas ocasiones parecidas en las que alguien nos pide ayuda de este tipo, procuramos no sentirnos manipulados por el aspecto de la persona que nos pide la ayuda, pero en el caso que les narro, es posible que la moneda se la hubiera dado con la recomendación que se comprara algo para cenar, aunque luego él dueño ya del pequeño pecunio hubiera hecho, como es lógico, de su capa un sayo.

Todo hombre debe procurar hacer el bien y mantenerse alegre,  es la otra frase genial de nuestro judío errante.

Y para acabar un fragmento del soneto XIX de Shakespeare, que no sé si es el mejor pero a mí es  el que más me gusta de Sir William.

Más ¡qué!, haz lo que quieras, Tiempo viejo: mal pese a tu manejo,

Mi amor por siempre joven viven en este espejo.

espejos_modernos.jpg

Anuncios

Un pensamiento en “Una gota de realidad

  1. Señor Aspirante, su decencia y dignidad de calvinista mesetario, no tiene cabida en esta tierra de sectarios e hipócritas, no sólo eso sino que más de uno, de los innumerables, indecentes que nos rodean se lo echarían en cara, lo cual, desde luego para mí, sería un honor. Esta pedanía costera en la que usted reside como parte del solar patrio, también se horrorizaría, por la situación que ha contado. En todo caso consuélese, pensando que cierto amigo suyo, de postura y tono engolado y pose decadente de noventayochista de saldo y al que usted aguanta con una generosidad y paciencia infinita, por fin ha entendido lo que quería decir el Maestro Spinoza, a pesar de que como todos los grandes pensadores, quitando al también maestro Savater, resultan inescrutables a primera vista. Un saludo y un beso señor Aspirante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s