Amores que matan

Imposible visitar Roma y no remontarse al año 1922, concretamente al 28 de Octubre, fecha en la que Benito Mussolini junto con más de treinta mil camisas negras, se dirigieron a pie hacia la capital italiana para tomar el poder por la fuerza. El rey Víctor Manuel III, pudo haber mandado detener al futuro Duce, pero por razones que se desconocen no lo hizo, con lo que cambió la historia de muchos países europeos durante el Siglo XX.

El avispado editor Juan Antonio Luca de Tena envió a  Rafael Sánchez Mazas, como corresponsal en Roma para que informara para el madrileño diario ABC del movimiento sociopolítico que iba a cambiar Europa: el fascismo. RSM no defraudó a su patrón mandando unas crónicas, reportajes y artículos que todavía se estudian en toda Escuela o Facultad de periodismo que se precie, durante el período comprendido entre 1922 y 1929. En esos siete años tuvo tiempo  para enamorarse  de la ciudad, de su legado Imperial, Renacentista y fascista y para casarse con Liliana Ferlosio.

Aquella estancia romana de RSM  cambió su vida y  también la del futuro político de España, dado que junto con Eugenio Montes, Mourlane Michelena, Ernesto Giménez Caballero y Agustín de Foxá, entre otros, formaron la elegantemente bautizada por Mónica Carbajosa como la Corte Literaria de José Antonio.

Aparte de  por su evidente talento literario Sánchez Mazas pasó a la historia de nuestro país no sólo como fundador de Falange, sino también por ser su principal ideólogo, apoyo y sostén de Primo de Rivera, letrista de algunos versos de El Cara al Sol y  autor   del lema Arriba España!!,! que tanto utiliza algún asiduo a este blog.

Y casi 93 años después de la Marcha de los camisas negras, Roma no ha cambiado demasiado. Su legado artístico, cultural y sobre todo arquitectónico de más de dos mil años, se muestra al visitante de forma a veces programada como es el caso de Los Museos Vaticanos con la indefectible Capilla Sixtina, la Plaza y Basílica de San Pedro, incluida la vista desde  la Cúpula tras subir los 551 escalones; El Foro Romano, El Palatino, El Coliseo y La Basílica de San Pablo. Y ente pizza, risotto, lasagna o pasta con frutti di mare, regados con una Moretti o vino Blanco de Lazio, paseando el turista se encuentra con la Fontana de Trevi y se imagina allí a  la exuberante Anita Ekberg bañándose en la fuente llamando a Marcello en la Dolce Vita de Fellini; Las escaleras de la Plaza de España, el Obelisco de la Plaza del Popolo; Los Jardines de Villa Borghese; el Panteón de Agripa, donde está enterrado el genio de Rafael Sanzio, que murió a los 37 años tras una noche interminable de amor con su amada Margarita( hay amores que matan); el Moisés de Miguel Angel en la Iglesia de San Pedro in Vincoli, el Monumental Palazzo de Justicia, y El Castillo de San Angelo, sólo por citar algunos.

Y todo ello con cuidado de no ser atropellado por alguna vespa o motorino que no respetan ni semáforos, ni pasos de cebra, mientras se visitan los Barrios de Trastevere, Plaza Navona o San Lorenzo en busca de algún local que sirva el aperitivo (buffet a base de pasta, pizzas, insalatas, mortadela boloñesa entre las 7 y las 9 de la tarde) mientras se bebe una cerveza, una copa de vino o un cócktel.

Y así pasaron estos últimos días recordando a RSM y los maravillosos artículos que escribió en sus años en Roma, mientras  contemplaba desde la habitación del hotel en Vía Marsala la estación de Termini, de claro estilo “fascista”, con sus arcos que recuerdan a los del Coliseo. Y sobre todo deseando volver a casa, porque con independencia de lo que se disfrute, aproveche o nos enriquezca, lo veramente importante de un viaje es regresar. Afortunadamente estoy aquí.

Arco de Constantino

Anuncios

Un comentario

  1. Como usted dice lo más importante de un viaje es volver, y sobre todo si es un viaje como esta a la bella Roma, ciudad que para mí, a pesar de todo, tiene buenos recuerdos de juventud y también de desamores, ¡que novedad!,. Los que nos consideramos sus amigos nos alegramos de su vuelta pero, precisamente porque somos sus amigos, de que alguien a quien apreciamos mucho lo haya pasado bien. Un abrazo, señor Aspirante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s