Home

bb king

Si los amantes de la música popular fueran conscientes de lo que ha significado el blues para todos los géneros hoy el llanto, y el duelo sería sin consuelo. Los eruditos no se ponen de acuerdo acerca de fecha y lugar, pero lo que no cabe duda es que nació en alguna plantación, en la que trabajaban en durísimas condiciones los  descendientes de esclavos, probablemente de Mississippi a finales del siglo XIX.

El blues que ahora es universal, comenzó rural, cantando los lamentos de esa población maltratada y explotada. Para algunos pocos la música fue no solo su refugio sino la vía de escape para un futuro y un presente mejor, pero tuvo que ser lejos de los campos de algodón, testigos de tanto maltrato e injustica.

Entre los pioneros cómo no citar al siempre elegante Charlie Patton y a  Son House que tocaban la noche de los sábados en pequeños locales en los años 20 del pasado siglo. Ya en los 30 el blues emigró hacia el Norte de la mano de Blind Willie Johnson y Big Bill Broonzy con paradas obligadas en Memphis y Kansas City hasta llegar a Sweet Home Chicago con Robert Johnson como auténtico cimero exponente.

Tras la temprana muerte de RJ a la edad de 27 en 1938 y con el comienzo de la II Guerra Mundial, llegó la decadencia, los 40 y 50 no fueron los mejores años para el género. Las grandes orquestas dominaban el panorama musical dejando en fuera de juego a los bluesmen que se acompañaban en su mayoría solamente con su guitarra, desapareciendo de la escena musical. En muchos casos tuvieron que dedicarse a otras actividades.

Cuando los Rolling Stones en su primera gira americana del año 1964 quisieron conocer a Muddy Waters, el rey del blues del momento, se lo encontraron pintando el techo de la Compañía Chess Records, porque en aquel momento no estaba vendiendo ningún disco. Es ese tipo de cosas que te ponen enfermo, de mal humor. Afortunadamente le invitaron a tocar con ellos y junto con la edición de un disco, que contenía  16 canciones de Robert Johnson unos años antes en el 61, con título de King of te Delta Blues Singers, comenzó un revival que, con algún altibajo, ha llegado hasta nuestros días, con músicos de sublime  talento como Keb´Mo´ y Corey Harris.

Heredero y testigo de todo ello ha sido el indiscutible BB King que se nos fue hoy a los 89 años dejando viuda a su inseparable guitarra Lucille. Para comprender mejor su legado, en este día de San Isidro, tan desafortunadamente señalado, para  los aficionados del blues nada mejor que la lectura de The land where de blues began de Alan Lomax, que fue el resultado de sus investigaciones acerca del folckore del sur de Estados Unidos por encargo  de la Biblioteca del Congreso. Y para conocer cómo fue la vida en los años por la lucha de los Derechos Civiles  imprescindible es el visionado de  Fantasmas de Mississippi (Ghots of Mississippi by Bob Rainer, 1996) cuya banda sonora son canciones de tres ilustres misisipianos: Robert Johnson, Muddy Waters y BB. King.  Qué Dios les tenga en su gloria!

Anuncios

2 pensamientos en “BB King blues man

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s