Home

Actividad mágica es esta de la lectura! Tan emocionante cuando nos destapa una caja de sorpresas! Leyendo algo que nos gusta y nos emociona,  se hace ágil, ligera, en algunos casos vertiginosa, queremos llegar a la meta cuando antes para satisfacer nuestro anhelo de placer, conociendo y disfrutando más y más, alimentando la caldera hasta llegar al clímax literario. Y no queremos parar hasta conseguirlo.

Sin embargo, a veces,  muy pocas veces quizás, lo leído nos satisface tanto, pero nos resulta tan familiar, que cuando llegamos a un nivel de gozo pleno, preferimos no continuar porque adivinamos que lo que viene después no nos va a agradar tanto, y sí en calidad literaria, pero no en  el final que ya presentimos nos meterá en la harina de la  tristeza, del desazón y del desasosiego como diría Pessoa y sus desconcertantes, contradictorios y entrañables  heterónimos.

Esa es la auténtica literatura, la que nos hace soñar y nos gustaría que esa parte de la narración que nos ha seducido para siempre no se acabara nunca, como ocurre con  El Quijote,  a pesar que  todos conocemos que cuando termina la historia, nuestro cautivador, honesto, fascinante y maravilloso desfacedor de entuertos el ingenioso hidalgo Don Alonso Quijano da su último suspiro en la playa de Barcino, poniendo fin así a sus aventuras.

En el caso de una novela inédita todo empieza con  un nuevo amor, un beso deseado pero inesperado, un verano de por medio que une o que desune dependiendo de los casos, y prefieres no continuar leyendo porque conoces hacia donde nos lleva tanta ilusión, tanto deseo,  tantas noches sin dormir, tanta presencia en la ausencia, tanto alimentar el recuerdo.

Y a modo de conclusión los mejores libros son los que nos han gustado tanto que preferimos que no acaben nunca. Y eso ya no depende del autor, el propio lector puede terminar la lectura como propone quien firma o dejar el final abierto no leyendo el mismo. No se trata de esconder la cabeza como haría la pusilánime avestruz, sino adelantarse al previsible final para salir indemne como tantas otras veces y quedarse con lo bueno y con lo mejor que nos ha mostrado la lectura, desdeñando un desenlace que apropiado o  no,  bajo nuestro personalísimo prisma, nos dejará insatisfechos sea porque lo que se propone no nos agrada o el enredo nos gustó más que el final supuestamente adecuado o satisfactorio.

lecturas  interminables

Anuncios

2 pensamientos en “Lecturas interminables

  1. En mi caso le puedo decir que con los libros, me pasa como con las mujeres, se cuando me gustan, pero no podrían decirle la razón, pero en ambos casos los síntomas son los mismos, pasion, y felicidad. Y también como cuando uno es feliz en una relación, no le gustaría que acabara con ese libro que nos llena tanto. Desgraciadamente creo que es más facil reescribir un libro al gusto propio que no la relación con la amada, porque las más de las veces escapa a nuestros deseos. Un beso, señor Aspirante desde la parca.

  2. No me haga reír señor Francotirador; desde la parca, ja,ja,ja. Le gusta a usted el teatro más que a mí. Se nota que es usted discípulo de Boadella, Rubianes y ahora de Arcadi Espada, que también es muy dado a montarse un entremés cada vez que le dan oportunidad. Usted ha pasado del reputado psicodrama, género no académico pero bien visto por la crema de la intelectualidad, a la farsa y últimamente al sainete, que es su preferido sin duda. Pero hágame caso. Esto suyo, si se deja llevar puede acabar en astracanada del llorado por algunos, ojalá lo fuera de todos, Muñoz-Seca.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s