Home

Alguien seguramente muy avispado, despierto y observador concienzudo del comportamiento humano apuntó eso de dime con quién andas y te diré quién eres, por aquello que tus relaciones interpersonales marcan tu vida. Pero claro ello está destinado para las personas que tienen cierta vida social. Ahora que se lleva tanto eso de estar en la propia guarida del lobo, viviendo en soledad los ramalazos inmisericordes de esta época que nos ha tocado vivir, el dicho se ha quedado desfasado, out of time, caducado, o como nos recuerdan las autoridades sanitarias, fuera de fecha de consumo preferente.

A los discípulos umbralianos que estamos en otra onda y mostramos nuestro acuerdo con aquello que afirmaba el Maestro que  es más llevadero un desengaño amoroso que uno literario, se nos conoce mejor por los libros que leemos en un momento dado que por las escasísimas personas con las que tenemos relación.

Aunque todos nos creamos especiales pero a la vez posible objeto de estudio por psicólogos y demás terapeutas  de la mente. La conclusión en mi caso, analizando sucintamente mis lecturas actuales, es que debo de estar como una cabra. Sí, sí me atrevo con todo. A cualquiera que se lo cuente se reirá de mí, y si me aprecia algo seguro que comenzará a preocuparse seriamente.

Si hay una novela que tiene el mayor índice de fracaso por parte de los lectores a la hora de terminarla, de llegar a su final es, sin duda, el Ulysses de James Joyce y la jornada de Leopold Bloom por las calles de Dublín, lo que ahora se viene a llamar el Bloomsday y que se celebra cada 16 de Junio, aunque mi edición tiene el aliciente almibarado de la rigurosa y fiable  traducción de José María Valverde. Si a ello le sumamos la lectura simultánea de Memorias de un dictador del inefable, fanático y a la vez fascinante Ernesto Giménez Caballero, en su camino entre la Vanguardia y el Fascismo como ya visionó con acierto Enrique Silva, la cuestión se complica. Pero si ya le añadimos un novelón que ha caído en mis manos enviado por alguien cercano para que lo corrija y dé mi opinión, reconozco que si algún profesional de los citados certificara que estoy en mis cabales no le creería. Sobre todo porque acabo de adicionar El síndrome de Rebeca. Guía para conjurar fantasmas amorosos de Carmen Posadas, escritora y representante de la hace décadas llamada gente guapa, es evidente que no tengo remedio..

La pena es que no me haya dado por leer libros de Caballerías, al menos así acabaría siendo, como Alonso Quijano y apunta con acierto León Felipe, pastor.

uLYSES

Anuncios

4 pensamientos en “Sin remedio

  1. En primer lugar permitidme deciros como persona que os aprecia que no estoy de acuerdo con que el variado pelaje de sus lecturas preocupe a quienes, como yo, os profesamos afecto en grado sumo, por eso precisamente me considero, de forma modesta amigo de vuecencia. Luego respecto al Maestro Umbral, tampoco estoy de acuerdo, en que sea peor un desengaño literario que amoroso, evidentemente don Francisco sólo quería epatar. Pero a modo de conclusión sólo os puedo decir que perseveréis en vuestras inquietudes literarias, aunque sean de lo más variada y en todo caso, desde el profundo cariño que os profeso, os prometo que no os castigaré con la lectura de algún manuscrito mío, además espero no caer en ese pecado. Salud y Buena Pascua, Sire.

  2. Sin ánimo de polemizar, supongo que cualquier desengaño es difícil de llevar, sobre todo si se da la vida y el alma como el verso de Lope. Y por favor no se prive, si tiene algún manuscrito y quiere conocer mi opinión, no será tortura sino placer desvirgarlo.

    Un abrazo y Felices Pascuas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s