Searching for Oscar Wilde

20141011_163432
Las personas mitómanas tenemos la necesidad ineludible de satisfacer el anhelo de reencontrarnos con nuestros mitos, de buscarlos, salir a su encuentro, y lo hacemos yendo tras sus huellas se encuentren donde se encuentren. Los hay que persiguen el rastro de músicos, pintores, personajes históricos, actores, políticos relevantes, estrellas del rock; otros sin embargo nos sentimos atraídos por El Parnaso y por consiguiente  perseguimos poetas.

Tal día como hoy de hace 160 años, el 16 de Octubre de 1854 nació en Dublín Oscar Wilde, y desde muy temprana edad dejó huella por su talento innato, su divertido ingenio y su elegante dandismo, del que fue uno de los máximos exponentes. Sus dramas Salomé, El abanico de Lady Windermer, La Importancia de ser honesto, Un marido Ideal retrataron todos los tics de la sociedad victoriana que le tocó vivir. También escribió una Novela El retrato de Dorian Gray donde hace un giño a la inmortalidad. Pero en mi opinión donde encontramos al auténtico Wilde es en sus poemas.

Tras su relación con sir Alfred Douglas fue acusado de sodomía, y declarado culpable, cumplió una condena de dos años de trabajos forzados. Fruto de su estancia penitenciaria son La Balada de la cárcel de Reading y De Profundis, donde encontramos el Wilde más cercano y sin caretas propias del teatro y con frases como la que nos dice que No hay pecado más execrable que ser altivo con los humildes o La vida no se puede escribir sólo hay que vivirla.

Cumplida la condena, Oscar se refugió en Paris, pero el deterioro físico y anímico que le produjo su cautiverio acabó con su vida el 30 de Noviembre de 1900, a la edad de 46 años. Está enterrado en el cementerio parisino de Père Lachaise. Allí su familia y admiradores no hemos parado de presentarle nuestros respetos. Y lo hacemos de la mejor manera, besando la tumba donde reposan sus restos, un ángel desnudo, obra del escultor Jacob Epstein.

Y era así hasta que el nieto de nuestro dramaturgo y poeta decidió colocar una urna de cristal para supuestamente “proteger” el monumento. Pero el cristal no está cumpliendo su discutible objetivo: los besos no han cesado. Ahora los recibe la protección y sobre todo el árbol que crece junto a la tumba. No se puede frenar la admiración de los fans, hombres y mujeres, que siguen y seguiremos buscando a Oscar Wilde.

Feliz Cumpleaños!

20141011_163629

Anuncios

Un comentario

  1. El maestro Oscar Wilde, merecería ser español, degraciadamente mentes simples y perjudicadas como la mía no han leido a tiempo. Afortunadamente amigos como usted nos lo recuerdan. Por cierto extraordinaria el testimonio gráfico de su visita a la tumba de nuestro heroe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s