Home

Cuando era más joven la Navidad no llegaba el día 1 de Diciembre, que era el día que montábamos y decorábamos el abeto artificial que había por casa, con sus bolas, cintas, adornos, sus luces, primero un juego con luces intermitentes y más adelante con fijas también, y sobre todo se decoraba con un montón de ilusiones, siempre fuimos de pandereta, villancicos, dulces y comilonas, cumpliendo todos los ritos; sino que lo hacía el día que los niños de mi colegio salíamos corriendo a la salida, no hacia casa sino a pegar el morro al escaparate de una droguería que a mediamos de octubre, recolocaba en la trastienda las pinturas, disolventes y amoníacos para dejar paso a los trenes eléctricos, coches teledirigidos, scalextrics y supongo que también cocinitas y muñecas, todavía me recuerdo babeando ante aquella luna de cristal. Ahora se les dice a los niños que los Reyes Magos son los Padres, lo de Papá Nöel o Santa Claus vino más tarde. En  casa no era necesario, mi padre, probablemente uno de los más previsores del mundo, era de lo más madrugador haciendo de pajecillo y en torno a finales de octubre conseguía que el objeto de nuestra atención se trasladara de nuestro expositor favorito al altillo del armario donde quedaban depositados, debidamente embalados, hasta que llegara el 6 de enero en que los recibíamos, pero nunca antes del mitin castrista con el que nos intentaba adoctrinar mi padre ¡Cómo han cambiado los tiempos! Fueron innumerables las veces que pasábamos para cerciorarnos que allí continuaban. La espera se nos hacía larguísima. Fuimos creciendo y la fecha fue cambiando. Un año la Navidad llegó el día 14 de la mano de mi segunda hija; otro el 22, sorteo de la Lotería; e incluso, en otra ocasión que me tocó servir en el Cuerpo de Ingenieros del Ejército Español, no comenzaron hasta que no llegué a casa en torno a las 10 de la noche, justo antes de cenar, aquello no parecía Nochebuena, ni parecía nada, mi hermana se había independizado recientemente y aunque acudió a cenar, no habían montado el árbol, conseguí que la cena no se sirviera hasta que  el viejo árbol no comenzó de nuevo a deslumbrar tanto nuestros rostros como nuestras ilusiones. El tiempo pasó, ya no vivo en el Foro y la Navidad sigue siendo el 25 de Diciembre, pero para mí empieza esta tarde con el puente (este año venido a menos) de la Constitución o de la Inmaculada, que no son fechas para discutir. Haremos el recorrido habitual con las visitas habituales. Y dado que comienza, aprovecho para felicitar a los escasísimos lectores del blog, deseándoles unas Fiestas maravillosas, que se cumplan sus deseos y hagan acopio de fuerzas para intentar cumplir sus propósitos de Año Nuevo 2014.

Imagen

Anuncios

6 pensamientos en “Dulce Navidad

  1. Yo también le deseo una feliz Navidad, a pesar de ser un ateo con minusvalías o un creyente gruñón. También a su padre, el de los mítines castristas, todo el mundo tiene derecho a equivocarse, y afortunadamente el “figura” como cualquier persona inteligente se supo dar cuenta a tiempo. Y sobre las Navidades siempre he creído en ellas, porque cuando he sido feliz en estas fechas aún lo he sido más, y cuando las circunstancias han sido adversas están me han afectado también más. En fin, le reitero mis felicitaciones para usted y los suyos y ya sabe, el mismo día y a la misma hora en el sitio de siempre. Salud, República y ARRIBA ESPAÑA.

    • Sí el mismo día, a la misma hora, en el sitio habitual. Lo mejor de la vida, que es estar bien acompañado, no debería cambiar nunca. Es una gozada compartir mesa, mantel y buena conversación con usted. Mi deseo es continuar haciéndolo y poder felicitarle personalmente en Navidad y Año Nuevo durante muchos años.

  2. Gracias por sus palabras y felicitaciones, me ha encantado como ha descripto la navidad en tiempos pasados. Sinceramente era maravillosa con sus villancicos, los encuentros con la familia y amigos.Aprovecho para desearle FELIZ AÑO 2014.

  3. Enhorabuena, por su comentario en el blog referente a la navidad.Le deseo todo lo mejor y la felicidad este presente durante todo el año para usted y los suyos.Yo sinceramente he vivido la navidad como usted la manifiesta en su escrito y aún intento disfrutarla en todos los aspectos.Un saludo y Feliz Año 2014.

  4. María tiene usted un nombre muy navideño. Discúlpeme la pequeña broma. Es muy agradable recibir una critica tan generosa como la suya, muchas gracias. Aunque no me la merezca, la recojo. Siga disfrutando de estas fechas tan hermosas y hágalo durante 2014 como si fuera Navidad todo el año. Yo también lo intentaré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s