Home

Miguel de Unamuno no tuvo reparos para oponerse a la horda fascista en plena guerra, cuando oyó aquello de “muera la inteligencia” que espetó un general sin ojo, como titula Francisco Umbral una de sus novelas de la memoria (1), y tuvo la gallardía y arrestos suficientes para contestar su famoso: “venceréis pero no convenceréis”. La violencia física, verbal, ni siquiera la afectiva, convence a nadie. Sin embargo el viejo Rector de la Universidad de Salamanca cuando alguien le interpeló: Maestro, ¿cree usted en Dios? Escurrió literalmente el bulto como proponía Javier Gomá, en uno de sus últimos y menos afortunados Todo a Mil, y contestó lo de: primero habría qué saber que significa maestro, qué significa creer y sobre todo qué significa Dios. Es evidente que dado los tiempos que corren, se escurre el bulto más de la cuenta y tal como nos recuerda Arcadi Espada en su conferencia Democracia versus Teocracia, ahora y por lo visto, desde hace mucho tiempo. A pesar del “Feo, católico y sentimental” de Don Ramón del Valle-Inclán, lo que se lleva en la actualidad es ser agnóstico, eso sí que vende. En cualquier caso no deja de ser una utilización de Dios como otra cualquiera. Ya en el Siglo XVII, el racionalista, pero no por ello menos excitante, Baruch Spinoza, en su Etica demostrada según el orden geométrico (alguien muy querido me regaló la edición de Vidal Peña) se propuso explicarnos el mundo utilizando a Dios a quien hacia corresponder con la Naturaleza, dividiéndolo y subdividiéndolo en tantos seres y existencias, que lo dejaba reducido a la mínima expresión. Jugada muy audaz de nuestro admirado pensador irreverente para dejar desnudos tanto a judíos como cristianos, desprovistos ya de aquella coartada, hasta entonces casi perfecta de la culpa, para no luchar por la independencia de acción y pensamiento. Pero aquí el que tuvo más bigotes (nunca mejor dicho) que nadie fue Friedrich Nietzsche, que se dejó de enredos, meandros y cabriolas y nos aclaró definitivamente el panorama con su “Dios ha muerto”. Y aunque un católico heterodoxo como yo no lo tenga tan claro, lo que no se me ocurriría jamás es intentar explicar el Universo utilizando a la divinidad como si de un comodín se tratase, desde un punto de vista filosófico y sobre todo desde la honestidad que marca cualquier tipo de técnica de trabajo intelectual. Al menos Bertrand Russell tuvo la decencia de explicarnos su postura en Porqué no soy cristiano. Como siempre un sajón tuvo que venir al rescate.

(1) Pio XII, la guarda mora y un general sin un ojo

Friedrich Nietzsche

Anuncios

Un pensamiento en “Dioses y almas

  1. En primer lugar en nombre del PRINCIPE y en el mío propio, gracias por haber vuelto a escribir una nueva entrada.Luego a nivel más particular también le agradezco la referencia que hace al maestro Arcadi Espada y su celebre conferencia “Democracia versus Teocracia”.Yo como ateo, ortodoxo con alma de cristiano heterodoxo, que no cree en ninguna religión porque si no tiene fe en la única y verdadera como es la cristiana como la va a tener en las otras,le digo que desde luego no todas las religiones son iguales, ya que en el Occidente continental donde nacio y crecio la civilización judeo-cristiana, y en el Occidente extracontinental (Estados Unidos,Canada, Australia, Nueva Zelanda, etc), es donde precisamente, y con todos sus defectos, ha germinado la tolerancia, la igualdad, la separación de poderes, el pensamiento la crítica, si esa crítica y ese debate que permite que usted pueda escribir una entrada como esta y que nuestras mujeres puedan ir sin velo por la calle y que estén en una situación de igualdad jurídica con el hombre, donde quienes son homosexuales no son perseguidos ni asesinados.Pero sin embargo, mi estimado aspirante, como dice el maestro Peréz-Reverte todo esto no se ha conseguido de forma pacífica para llegar a ello durante muchos siglos ha hecho falta defenderlo con las armas, así es este perro mundo.Los peóres plagas que han asolado la Humanidad, el comunismo (principalmente), el fascismo y el Islam han pretendido impedir que Europa, con sus defectos y sus virtudes progresara y se convirtiera en esta isla paz y tranquilidad en relacion con el resto del mundo.No se engañe sólo en esta Europa, de nuestros pecados sería posible un Spinoza, o un Unamuno o un Bertrand Rusell en otros lugares donde imperase el Islam, el comunismo o el fascismo, da lo mismo en la época en que hubieran surgido habrían sido quemados en la hoguera de esas intolerancias,en fin un abrazo ….¡SALUD, REPÚBLICA! y por supuesto ¡ARRIBA ESPAÑA!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s