Home

Este año no comenzó a primeros de Enero, lo hizo en Noviembre, y como siempre que hay un cambio en el calendario, la querencia sajona de mi espíritu, que no sé de donde viene, se hace un propósito de Año Nuevo. El de éste era producir un video curso de chikung. La cámara ya preparada, el chikunero mañanero, ya apalabrado y yo solamente dispuesto a apretar el botón del mando a distancia para comenzar a filmar un capítulo diario. Sólo faltaba un apoyo, una muleta, un trípode, ese objeto que necesita la cámara para sentirse segura y libre de humanos temblores. También lo necesitamos las personas, alguien en quien apoyarnos, en quien reposar para compartir lo bueno y lo malo que nos trae el devenir de la existencia. Siempre he dicho que correr es de cobardes, sé que únicamente es una frase hecha , pero da la impresión que la cumplo a rajatabla para bien o para mal porque he tardado más de dos meses en bajar el trípode del altillo del armario, ese pequeño trastero que tengo en casa donde hay un poquito de todo: carteles de toros, una bufanda del Celtic, mi título de Magisterio, un altavoz de teléfono móvil, o un adaptador para cintas VHS, puedo destacar al azar, entre cientos de objetos. Mañana quiero hacer la primera grabación y editarla lo antes posible. También había decidido volver a escribir en este humilde foro, llevaba más de un año sin hacerlo, ya saben ustedes, escasos lectores, aquello de las prisas, que definitivamente no van conmigo. En todo este tiempo ha vuelto a pasar porque siempre sucede lo mismo, se nos muere alguien a quien apreciábamos. Quiero acordarme de alguien y siempre recuerdo a Marquitos, bajando de aquellas escaleras de avión, vestido de escocés, gaita incluida, con la quinta Copa de Europa conseguida en el Hampden Park de Glasgow, era Junio del 60, yo no había nacido, pero siempre fue uno de mis primeros recuerdos. Con el tiempo comprendí que aquel gesto, aquel disfraz metió a España en la Modernidad, aunque la inmensa mayoría de los españoles nunca fue consciente de ello. Siempre hemos sido un pueblo muy inconsciente y sobre todo olvidadizo. Desgraciadamente no fue el único afecto que se marchó, aunque no me atrevo a decir para siempre. Llegué a pensar que nunca más volvería escribir en este blog, y sin embargo estoy contento, porque como dice Eddie Felson en El Color del Dinero (The Color of Money, 1986) de Martin Scorsese, “he vuelto”.

colourofmoney

Anuncios

Un pensamiento en “He vuelto

  1. Me alegro muchísimo de su vuelta por muchas razones.Hemos sido bastantes, por no decir multitud, de esos que usted llama “escasos lectores” los que casí le hemos implorado que volviera a escribir aunque, como es mi caso, por el simple de hecho de alegrarme la existencia.En fin, lo dicho, celebro que este de nuevo esté aquí y deseo que esto no se más que el principio de una frenética actividad de este blog en esta nueva etapa.Un beso señor aspirante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s