Home

Tú no lo vas a hacer, pero lo voy a hacer yo.

Ayer, sábado la directora Icíar Bollaín comentaba que con la pérdida de Manuel Alexandre y de Luis García Berlanga el cine español se había quedado huérfano. Todos estamos de acuerdo.

Estoy seguro que de Berlanga tus preferencias son La Vaquilla, en la que intenta convencernos a todos del absurdo de la Guerra Civil; y La Escopeta Nacional también intentando que nos diéramos cuenta que los modos y comportamientos franquistas y de su entorno, mal llamado tradicionalista, no podían sobrevivir al dictador cuartelero, por mucho que mi admirado D. Fernando Vizcaíno lo calificara de insigne estadista.

Recordando a Manuel Alexandre, no hay mejor escena ni diálogo que aquella de Atraco a las tres de José María Forqué (él también nos dejó huérfanos cuando se marchó), en la que dirigiéndose a una sesión nocturna en compañía de un pardillo Alfredo Landa, intenta enredar con una atractiva mujer que se les cruza en el camino: -Estoy disponible, guapa! -No me extraña nada, joven! Es evidente que el resultado no fue satisfactorio, pero siempre hay que atreverse y Manuel lo hacía y no sólo en las películas.

Aunque desde mi punto de vista, no hay mejor momento para recordarlos a los dos que en El Verdugo. Muchos se extrañarán y se preguntarán ¿En El Verdugo? Pero si en ella no trabaja Manuel Alexandre. Pues se equivocan. Si recordamos la escena final, en la que Nino Manfredi tiene que ajustar la golilla con garrote vil a un reo al que no se le ve la cara. Da la casualidad que del metraje original suprimieron tres minutos los censores del régimen, en la que Berlanga nos muestra con lujo de detalles la crueldad de la ejecución, los pavores y remordimientos del verdugo, en contraste con la dignidad de la víctima que no deja de ser el pueblo español.

Para documentarse, nada mejor que la tesis doctoral de Román Gubern intitulada: La censura. Función social y ordenamiento jurídico bajo el franquismo (1936-1975).

Ya sé que tú les hubieras homenajeado mucho mejor que yo, pero ya conoces lo que siempre digo: al menos lo he intentado.

Anuncios

2 pensamientos en “HUERFANOS

  1. Me dice nuestro común amigo el francotirador,que esta equivocado.Porque usted siempre podría expresar de forma más brillante,su común admiración al maestro Berlanga….por cierto también me dice que le diga,que sabiendo que mañana es su cumpleaños,que es posible que no le pueda felicitar,pero que quiere hacer una cosa más importante para él,darle las gracias por ser su amigo.UN BESO VIEJO LOBO.

    CODA:por cierto nuestro común amigo,me habla de cierta teoria o algo parecido sobre los “culos de media tabla para abajo.”Ya me explicarán.

  2. Sr. Osmin, se prodiga usted poco por este blog, quiero que sepa que siemore es bienvenido. Es prioritario aclarar que el hecho que este Aspirante cumpla un año más no es importante, sino que alguien a quien quiero se acuerde de ello, aunque ya lo celebraremos cuando se pueda. Y respecto a la teoría de nuestro común amigo, solamente apuntarle que se la tendrá que explicar él mismo, dado que a mí los únicos culos que me interesan son los que se admiran sin recesidad de bajar la vista. Un abrazo sincero a ambos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s