Home

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.
Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.

JAIME GIL DE BIEDMA. NUNCA VOLVERE A SER JOVEN
(BARCELONA 1929-1990)

Anuncios

4 pensamientos en “QUE LA VIDA IBA EN SERIO

  1. No viene mal una dosis de realidad de vez en cuando. Algo le sucedió a Jaime que le hizo pensar con tanta gravedad. Algún desengaño le hizo dejar de sentirse joven y pensar que ya nada merecía la pena.Incluso dejó de escribir poesía. Opino en la dirección que usted apunta y entre envejecer y morir, si los dioses lo permiten, nos queda un grandíoso hueco para enredar todo lo que podamos. Al menos esa es mi intención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s