Septiembre

Un mes significativo en el calendario, no cabe duda. Para unos, fin de vacaciones, comienzo del curso, vuelta al trabajo. El tópico de los períodos vacacionales, es volver con el espíritu renovado, el cuerpo más descansado para afrontar lo mejor posible el síndrome postvacacional.  Pero lo auténticamente importante es regresar, volver y encontrarse lo que se dejó temporalmente tal y cómo estaba unas semanas atrás. No siempre es así.

Cada nuevo día nos aporta un infinito número de variables que nos hace no estar seguros de nada, y ni mucho menos de lo que más se desea. Esa incertidumbre es lo que hace maravillosa a la vida, las certezas absolutas son demasiado aburridas, y no van con el enredo, intentar descifrar sus reglas resulta tarea estéril y una auténtica pérdida de tiempo.

La vida es ese viaje que se emprende, en algunos casos conociendo el lugar dónde se va y las personas que nos van a acompañar y nunca sabemos cómo resultará, con sus rutinas, decepciones y sorpresas, con sus dudas y certezas y nunca sabemos a qué  desembocadura nos llevará. El mejor viaje es el que no sabemos dónde nos lleva, dice un proverbio chino

Jorge Manrique, escribió: Nuestra vida son los ríos que van a dar a la mar, que es el morir. Grandioso verso, de realismo atroz, Sí, algún día no estaremos aquí y probablemente ese sea el único destino del que tenemos certeza. Pero afortunadamente hasta que llegue ese momento, nos queda, nada más y nada menos que la vida. Ese viaje con todas sus líneas rectas, laberintos y vericuetos. De nosotros depende disfrutar de ella todo lo que se pueda, sobre todo si llevamos en el corazón ese pasaporte que lo valida todo que es el amor.

Y Frankie cantando September of my years.

 

Anuncios

Un comentario

  1. Es un asunto muy complejo el de la vidaCuando se llega a mi avanzada edad,a la única conclusión a la que se llega,es que, siempre con la mesura adecuado y haciendo lo correcto,lo que hay que hacer es disfrutar de los placeres que ésta nos ofrece,apurarlos al máximo,como por ejemplo esos reencuentros que nuestra nuestro corazón anhela tanto aunque nuestra cabeza no lo quiera reconocer.En fin ese septiembre anhelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s