Home

“Grândola, vila morena/ Terra da fraternidade,/ O povo é quem mais ordena Dentro de ti, ó cidade./ Em cada esquina um amigo/ Em cada rosto igualdade, Grândola, vila morena/ Terra da fraternidade.”

Esta canción de José Afonso, que no necesita traducción, sonaba 25 de abril de 1974, en Radio Renascença. Fue la señal para el movimiento de tropas dirigida por jóvenes capitanes del ejército portugués que acabó con una dictadura que duraba más de medio siglo.

Recuerdo que Usted, hace años ya, cierto, recordaba estos momentos con mucha emoción. Ahora que ha abierto usted una especie de saga en defensa de no se sabe muy bien qué, permítame recordarle aquellos días, no tan lejanos, de la revolución portuguesa.

Ahora de  vacaciones en la patria, tendrá tiempo de pasear por la playa, relajarse y sobre todo pensar en sus musas, que estoy seguro nunca le abandonan, sólo falta que ellas también piensen en usted. No desespere, y rememorando a Jason Robards en El destino también juega, con una maravillosa Joanne Woodward, ahí fuera va a encontar mujeres buenas y malas,  obsérvelas a todas y aproveche su oportunidad, no la deje escapar.

 Por mi parte, sólo desearle que venga con el espíritu renovado, cuelgue el fusil en la pared o al menos, homenajeando a los soldados portugueses que se negaron a disparar contra su propio pueblo,  póngale flores en la bocacha. Y no olvide jamás, que da lo mismo que sean claveles rojos o rosas blancas.

 

Anuncios

4 pensamientos en “FLORES EN LA BOCACHA

  1. Cada vez que escucho esa canción se me hace un nudo en la garganta, y no puedo ni articular palabra.
    También en esta patria hicimos una revolución pacífica, aunque más pausada y larga, digna de figuar como uno de los escasísimos logros históricos colectivos.
    Pero es que las traiciones a la revolución vivida escuecen mucho más que otras.

  2. Me sigue emocionando,incluso por razones familiares.Tengo una película titulada “Capitanes de Abril”,que trata ese tema.Me gustaría coger más la pluma que el fusil,pero señor aspirante no me dejan.Afortunadamente en la patria he podido desconectar que es de lo que se trata.En cuanto a mís musas no se si pensarán en mí o si ni siquiera me querran,pero tiene que saber que yo pienso en ellas,no las olvido y las sigo queriendo mucho.Un beso chaval.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s