Home

Paco, no sabes lo que echo en falta tu columna diaria. El próximo agosto ya serán tres años viviendo con tu ausencia. Te convertiste en  el cronista del siglo XX y parte del XXI, y nadie ha rellenado el hueco que nos has dejado. Continuaste la tradición que te dejaron Quevedo, Larra, Valle, tus maestros César Ruano y José María Valverde, y como olvidarse de tu tribu: Martín Prieto, Manuel Vincent, Raúl del Pozo.

Leerte cada mañana era estar a tu lado como un admirador abnegado. Tú inventaste aquello de “váyase señor Glez.”, que luego te copió Aznar, pero que tu utilizabas por distinto motivo. La decepción que nos llevamos todos los creíamos en un auténtico cambio de modelo de sociedad, como se decía entonces, nos tuvimos que conformar con la cultura del pelotazo, que en lugar de combatirse se fomentó. Y de aquellos polvos surgieron estos lodos.

También fuiste un seductor empedernido, siempre ibas acompañado de mujeres bellísimas, además creo que eras el escritor casado que llevaba más vida de soltero. Recuerdo haberte visto en los 80s, en el parque de El Retiro, cerca del Palacio de cristal, con una señora o señorita de muy buen ver y un amigo mío te preguntó si, tú eras Paco Umbral; a lo que contestaste:- Sí ,qué pasa?

 No pasaba nada, es que tú, Paco imponías mucho a los que no te conocían. Sin embargo tus amigos te adoraban, y los que sabíamos leerte y escucharte siempre te respetamos y siempre supimos que detrás de la imagen distante del personaje que hiciste de ti mismo había una persona extraordinaria, que sufrió mucho durante toda su vida, pero que sin embargo siempre fue amable y cariñoso con la gente que le demostraba su afecto sincero. Aquel artículo que dedicaste a la defensa de tu amigo Martín-Prieto fue la mayor demostración de amistad que jamás haya leído.

Paco, estas líneas sólo son para recordarte, para darte las gracias por tu obra y para mandarte un beso, Maestro.

Anuncios

5 pensamientos en “UN BESO MAESTRO

  1. Paco se caracterizaba por ser un emotivo distante,como un buen amigo suyo.Es decir personas que se emocionan con facilidad,pero que a la hora de expresarlo lo hacen de una manera que sea menos evidente,para que incluso sus amigos piensen que no lo son.

  2. Como casi siempre no estoy de acuerdo con usted. Paco se mostaba distante, e incluso uraño, desagrabable porque tenía que esconder una herida profundísima, imposible de borrar; pero lo hacía sólo delante de extraños. Sin embargo con sus amigos, con su gente, con su tribu era de lo más afectivo. Léase, por favor, “Mortal y rosa” y después opine. Quizá llegemos a un punto de encuentro.

  3. No le conocí más que por su imagen pública y por sus escritos. Y estoy de acuerdo en calificarle como continuador de los grandes azotadores verbales de nuestra lengua.
    Muy emotivo panegírico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s